jueves, 29 de agosto de 2013

Moi Non Plus



-Apaga las luces.

En otra época se habría extinguido solitaria llama sobre una torre semi-destruida de cera. Ahora, basta la presión de un interruptor para sumir la habitación en sombras.

-Quítate el vestido.

En otro tiempo, quizás uno mejor, hubiese sido necesario el juego de la seducción para avivar el fuego expectante entre ambos. Habría sido tiempo de persecuciones, travesuras, mimos y caricias. Sin palabras..., apenas una risa atrevida.

El gemido contenido acompañado de un gruñido primitivo de gozo.

El presente impone nuevos códigos militares: un comando firme y desalmado; alguna mirada fría. Se requiere ese tono para que el pájaro entre a la jaula arrancándose el plumaje.

-Acuéstate, vamos, no pienso morderte.

La sonrisa sarcástica salpica al mundo destellos amargos, mientras se hace claro que no hay cabida para la ternura. La habitación es fría como tú; tras el flirteo y el encanto. Sabes que tras tantas noches en blanco, yaciendo con otro cuerpo anhelante en la fusión más arcaica de dos cuerpos...

¿Por qué habría de importarte lo que siente alguien más?

"-Je t'aime.

-Moi non plus."