martes, 9 de julio de 2013

¿Oh,qué será?



Yo creo en muchas cosas que no he visto, y ustedes también, lo sé. 
No se puede negar la existencia de algo palpado por más etéreo que sea. 
No hace falta exhibir una prueba de decencia de aquello que es tan verdadero. 
El único gesto es creer o no. 
Algunas veces hasta creer llorando. 
Se trata de un tema incompleto porque le falta respuesta; respuesta que alguno de ustedes, quizás, le pueda dar. 
Es un tema en technicolor para hacer algo útil del amor.
 Para todos nosotros, amén. 

 Oh, qué será, qué será que anda suspirando por las alcobas,
 que se oye susurrando en versos de trova, 
que anda combinándonos preguntas locas, 
que anda en las cabezas, anda en las bocas, 
que anda ascendiendo por hartos huecos, 
que están hablando alto en la bodega, 
y grita en el mercado, ¿qué cosa es esa? 

Es la naturaleza, será, que será, que no tiene certeza y nunca te da,
 que no tiene concepto, y nunca tendrá, que no tiene tamaño.
 Oh, qué será, qué será que vive en las ideas de esos amantes, 
que cantan los poetas más delirantes, 
que juran los profetas emborrachados, 
está en la romería de los mutilados, 
está en la fantasía de los infelices,
 está en el día a día de las meretrices,
 en todos los bandidos y desvalidos, 
En todos sus sentidos, será qué será,
 que no tiene decencia y nunca tendrá,
 que no tiene censura y nunca tendrá, y le falta sentido.

 Oh, qué será, qué será que ningún aviso podrá evitar,
 que tampoco los presos puedan desafiar, 
que todos los caminos tendrán que cruzar, 
donde todos los signos van a consagrar, 
y todos los niñitos a investigar, 
y todos los destinos van a encontrar, 
y el mismo Padre eterno que nunca fue allá, 
al hombre nuevamente lo bendecirán
 apagando al infierno su llama final, 
porque no tiene caso volver a rodar 
por la falta de juicio.

 Ohhh, qué será 
Ohhh, qué será
 Ohhh, qué será 
(Ohhh, qué será) 

Que jura el profeta, canta el poeta, 
y están gritando en la maqueta, 
Oh, qué será (Ohhh, qué será) 
Que me despierta por la noche, 
y me hace temblar, me hace llorar,
(Ohhh, qué será)

 Son fantasmas, son los fantasmas,
 siento la puerta tocar tres veces, 
Oh, qué será (Ohhh, qué será) 
Van suspirando por las alcobas
 y susurrando versos de trova,
 ¡ponte a escuchar! (Ohhh, qué será)

 No tiene tamaño, y es naturaleza, 
anda en las bocas y en las cabezas, 
(Ohhh, qué será) 
Todos los niñitos lo investigarán
 y ningún aviso lo podrá evitar, 
(Ohhh, qué será)
 En toda campana repicará,
 y el que está dormido despertará, 
(Ohhh, qué será) 

Son fantasmas, son los fantasmas, 
siento la puerta tocar tres veces,
¡¡¡ Oh qué será!!! (Ohhh, qué será) 
Son fantasmas, son fantasmas,
 son fantasmas, son fantasmas
 oigo la puerta tocar, ay, la puerta tocar 
(Ohhh, qué será)

 Lo vive el bandido, el desvalido, 
las meretrices, los infelices,
 el reverendo y el bombero, 
el presidente, el zapatero,
 y las maestras y el carpintero,
 la ciudadana y el extranjero,
 también el juez y el farandulero,
 la enfermera, el timonero, 
el santero, el marxista,
 el bodeguero y el masoquista 
¡¡¡Oh, qué será!!! 


--------------------------------------------------------

Seré todo lo roquera/metalera/frieak/cualquier-adjetivo-cliché que quiera, pero amo bailar una buena salsa, y más la elegante salsa casino. Y considero al disco "El Malo" de Willie Colón uno de los mejores discos del mundo, así suene tan infantil como lo leo ahora.

No es solo por su excelencia en el arreglo musical: es  también por lo poético de sus letras, la pericia conque compensa su pobre voz con una buena técnica de canto y la maestría de la orquesta que dirige. De una racistamusical a otros que comparten el gusto por menospreciar todo lo que habitualmente estorba nuestros oídos, les digo esto: escuchen el disco, y verán cómo  el cosmos de los sonidos se amplia un poco, incluso más allá del hermetismo que le cohíbe gracias a los prejuicios y etiquetas que- creemos- deben definirnos.

Besos de neón, y no olviden que la foto es de FraSoldiers.