viernes, 22 de febrero de 2013

En dansant



Vivimos atrapados entre las fronteras del amor y el odio. Del resentimiento y el perdón, del rencor a la más incrédula de las esperanzas. ¿Hace cuánto fue la última vez que bailamos? ¿Podremos tener otro baile más? ¿Una pieza de salsa o quizás samba? ¿Qué te parece si me enseñas a bailar shuffle, incluso cuando me parece una mierda de baile? He bailado con muchas personas: torpes, altas, bajas, gordas, flacas, talentosas, decentes, elegantes, patéticas… Y por razones que todavía desconozco, soy incapaz de encontrarme contigo en una pista de baile sin salir huyendo