sábado, 14 de julio de 2012

El Beso que duró 150 años




Gustav Klimt.

Un artista, un loco, un genio y un amante. Un hombre.
Alguien inmortal más allá de su propia carne.
Gracias a dos amantes vestidos con flores y oro.
Y un beso que todavía nos sigue enamorando.