viernes, 18 de mayo de 2012

El Cadáver de la Pasión



Ahí yace, cual cadáver, toda mi pasión
 Lánguida y pálida, acostada en un cajón
 Triste y solitaria, como una flor marchita
 Y a sus pétalos muertos, ella solo imita.

 Una vez fue exuberante damisela de tinta
 Igual que muchas otras, pero distinta
 Cargada de dramas, comedia y acción
 De mi vida se había vuelto la razón

 Le di las arenas del tiempo y mi dedicación
 Para darle forma al latido de su corazón
 Mas una mente celosa siempre limita 
Poniéndole freno al alma imaginativa

 Ahora me encuentro en la desolación infinita
 Con el ruido de las historias, cual dinamita 
Y ahí yace el cadáver de toda mi pasión
 Rasguñando, desesperada, la tapa del cajón

------------------------------------------

  Hay ciertas clases cuyo aburrimiento pueden volverte un genio creativo. En serio. He visto gente realizar dibujos asombrosos para matar el tiempo en el que un profesor habla y habla, haciendo cada vez más plausible la idea de la mecánica cuántica de que el tiempo es elástico. Si fuera un poco más inteligente, creo que estudiaría Física Cuántica, es todo un mundo de posibilidades.

    ¿Y qué es una entrada mía sin un millar de temas inconexos? Creo que fingir durante cinco horas que soy un Senador Romano durante la Segunda Guerra Púnica realmente me ha afectado el cerebro. Y de paso, voy perdiendo la guerra. Buh.

   Me explicaría mejor y diría qué demonios es el MUN (Model Of United Nations) y qué carajo hago metida allí, pero ya veo a mis neuronas deslizándose lentamente por mis oídos, totalmente derretidas. Y de paso, tengo trabajo qué hacer y he perdido las instrucciones. I'm fabulous, bitch (dicho con tono  de Paris Hilton).

  Nuevamente, me disculpo por no publicar en semanas, aunque francamente a nadie le importa. Igual, gracias por sus dulces comentarios y por leerme.

Besos de neón, gentes fabulosas (como yo) de Blogger.