sábado, 14 de enero de 2012

Fearless





Tendría que sumergirme en los abismos de tu misterio tras mucho tiempo vagando por los acantilados con los  ojos vendados y tanteando el aire como los ciegos, esperando encontrar la respuesta a los enigmas, tus enigmas. Sin tener que dar muchas vueltas en círculos planetarios  alrededor de tu candor solar, podría arrancar la raíz del problema, mas sería cortar hermosa y espinosa flor en tierra pantanosa. Solícitamente, tomo el riesgo: atravieso el aro de fuego. Sigo en la orilla, abandonando el miedo junto con la venda y salto al vacío, sin saber muy bien qué me espera en lo profundo de tu ser.


------------------------------------------------

He escrito muchas cosas incoherentes a lo lardo de mi vida, pero está es la que tiene menos sentido de todas, y por mucho. Estoy acostumbrándome de nuevo a la idea de tomar un lápiz y escribir cualquier cosa, como en los viejos tiempos cuando no tenía estos problemas tan terribles con la inspiración, pero es trabajoso y no me satisfacen mucho los resultados: con frecuencia escribo dos líneas y desecho de inmediato la idea de continuar lo que sea que estaba pensando.

 Pero esto no tiene importancia, porque estoy feliz ya que dentro de exactamente tres días regresa de España la persona que más quiero en el mundo, y esto mitiga por momentos la tristeza que me produce ya no poder escribir como antes. Tal vez sea turno de volver a reseñar libros, películas o recuperar el Diccioanairo, y darle descanso a la Musa traicionera.

Besos de neón, y gracias por leer.