viernes, 27 de enero de 2012

Significados VI


Triángulo: (Del latín triangulus) es un polígono es un polígono determinado por tres rectas que se cortan de dos en dos.

Mi definición:

Triángulo a los 3 años: Una figura.

Triángulo a los 11 años: Un polígono ( sea lo que sea)

Triángulo una vez que conoces la Trigonometría: Tu peor pesadilla, la razón por la que pasas tanto tiempo frente a un calculadora, causa de pérdida de cabello por estrés y de ojeras vampirezcas , la cruz más pesada del flojo, el martirio del poco aplicado, lo que te impulsó a beber más café que agua, emblema del Maligno.


------------------------------------------------


Hace tiempo que tenía ganas de hacer esta entrada. Oh, aquellas gloriosas épocas de libros infantiles en que te ponían a leer frases tan trascendentes para la humanidad como "Cuadraro azul", "Círculo rojo" y "Triángulo verde", y cuya recompensa era un beso maternal que certificaba tu inteligencia. 


  Tengo la ligera sospecha de que nadie lee la sección de Memento, la cual creé para no colocar en las entradas enormes párrafos contando mi aburrida vida, por lo que paso a dejarles lo más bonito que me ha dicho últimamente uno de mis amigos:


"A ver, tú eres cómo los gatos: estás ahí, esperando en la oscuridad a que alguien aparezca para meterle un susto con tus ojos brillantes..."


En momentos como esos, Tommy, lamento tanto nunca cumplir la promesa de hacerle publicidad a tu DeviantArt.


Besos de neón y gracias por leer y comentar.











miércoles, 18 de enero de 2012

Me gusta...


  1. Los rayos de sol en mi piel mientras contemplo el cielo despejado y de un azul perfecto.
  2. Osos de peluche.
  3. Escribir frases inconexas en la primera hoja que se me atraviese.
  4. Ver películas sangrientas, llenas de mutilaciones, gritos y mucho dolor. Siempre me hacen sonreír.
  5. Escuchar música a máximo volumen hasta que me duelan los oídos.
  6. Los tatuajes y cabellos coloridos, mas no el exceso de piercings.
  7. Ver la cara de las personas mientras ven películas de terror y reírme cada vez que se asustan.
  8. Los chicos con las uñas pintadas de negro.
  9. Su sonrisa.
  10. Leer horas y horas hasta que me entra el pánico de llegar a la última página y que se acabe una historia tan deliciosa.
  11. La comida de mi madre.
  12. Los abrazos de mi papá.
  13. Hacerle regalos a mis amigos y contemplar con satisfacción la cara de sorpresa.
  14. Darle besos a mis sobrinos.
  15. Hacerme una máscara con maquillaje.
  16. Muchos accesorios a la vez.
  17. Beber bebidas calientes en verano y frías en invierno.
  18. Que me reciten poesía.
  19. Los acertijos, enigmas y misterios.
  20. Él.


domingo, 15 de enero de 2012

Kiss by London After Midnight


You'll never understand, 
The meaning in the end, 
We're standing at the gate, 
You'll meet the darker fate, 

 Your purity and rage, 
Your passion and your hate,
 You promised more than bliss, 
With your God and with your kiss,

 I'm on my knees,
 I beg your mercy, 
My soul is my loss, 
I'm well hung from your cross. 

 Take me, 
Take me in your arms my love and rape me, 
Don't hide behind your rage 
I know you love me, 
And always will,

 You're my possession,
 Of that my love there really is no question,
 Don't hide behind your rage 
I know you love me 
And always will, 

 My better half it's true 
Has seen the darker side of you,
 Innocence stripped away, 
At least I've the brighter fate...






 Me gusta muchísimo esa sesión fotográfica. Tanto, que abusaré de ella hasta que vean todas y cada una de las imágenes en alguna de mis entradas.


Mil gracias por leer, y disfruten de esta canción.



sábado, 14 de enero de 2012

Fearless





Tendría que sumergirme en los abismos de tu misterio tras mucho tiempo vagando por los acantilados con los  ojos vendados y tanteando el aire como los ciegos, esperando encontrar la respuesta a los enigmas, tus enigmas. Sin tener que dar muchas vueltas en círculos planetarios  alrededor de tu candor solar, podría arrancar la raíz del problema, mas sería cortar hermosa y espinosa flor en tierra pantanosa. Solícitamente, tomo el riesgo: atravieso el aro de fuego. Sigo en la orilla, abandonando el miedo junto con la venda y salto al vacío, sin saber muy bien qué me espera en lo profundo de tu ser.


------------------------------------------------

He escrito muchas cosas incoherentes a lo lardo de mi vida, pero está es la que tiene menos sentido de todas, y por mucho. Estoy acostumbrándome de nuevo a la idea de tomar un lápiz y escribir cualquier cosa, como en los viejos tiempos cuando no tenía estos problemas tan terribles con la inspiración, pero es trabajoso y no me satisfacen mucho los resultados: con frecuencia escribo dos líneas y desecho de inmediato la idea de continuar lo que sea que estaba pensando.

 Pero esto no tiene importancia, porque estoy feliz ya que dentro de exactamente tres días regresa de España la persona que más quiero en el mundo, y esto mitiga por momentos la tristeza que me produce ya no poder escribir como antes. Tal vez sea turno de volver a reseñar libros, películas o recuperar el Diccioanairo, y darle descanso a la Musa traicionera.

Besos de neón, y gracias por leer.


martes, 3 de enero de 2012

La Ciudad de los Malditos



Abandonado a las flores muertas, en estas grandes lápidas llamadas rascacielos, sucumbió a la perversidad y al crimen en una noche enlutada al comprobar que los cielos mudos no se atrevían a darle ninguna respuesta. De todas formas, escapaba de sus dominios formular las preguntas adecuadas a los dioses caprichosos, regidores arbitrarios del Destino y ahora, alejado de la luz, de la bondad, ebrio en el rencor contra lo humano y lo correcto, sigue una senda sombría mutilando, violando y asesinando lo más puro y sagrado: la vida. Es cierto: tras tanto tiempo no queda mucha satisfacción en la ejecución de los males una vez que estos han acabado, porque la maldad como una droga,  impulsa a las almas extraviadas a llegar cada vez más y más lejos por el temor a no poder sentir la misma sensación de antes, el veneno primordial. Por los caminos que recorría, ya no alumbraba la noche su sonrisa fugaz, mas persistía la sinfonía trémula de llantos ajenos. Si bien, nunca hubo una cura para su dolor, el dolor de otros podía acallar momentáneamente el sonido final de su ser desgarrándose por las viejas cicatrices.  Y es que como él, hay otros que saben que solo un diluvio ancestral podría lavarles las huellas del pecado en esta ciudad de malditos, ciega a la iniquidad y hambrienta de sangre