domingo, 3 de julio de 2011

Evening Tide II



Silenciosa y fría noche, escucha
Al océano de mis pensamientos
Y su eterna e infortunada lucha
La paz ha fracasado todos sus intentos



Viento marino, hechízame
Con tu absoluta libertad
Quizás te venere y ame
Como a una antigua divinidad

Voz que me hace llorar, traidora
Cual sirena que seduce al marino
Con tu canción que el navegante adora
Pero solo hay muerte en tu camino



Romper de las olas, todo un estruendo
Con las aguas oscuras oculto mis lágrimas
Pero el alivio en mí sigue durmiendo
Insomnio, me uno a las errantes ánimas


..........................................................................................
    
       Estos versos los saqué de una versión más larga del poema original Marea Nocturna que hice para un trabajo, por lo que no tienen la misma calidad que los primeros. Pero es lo único que se me ocurre postear por el momento.

  Besos a todos los que se siguen pasando por aquí, y a los que en algún momento de la Historia de la Humanidad espero que vuelvan.