lunes, 27 de diciembre de 2010

Cursum Perficio


Compuse notas tristes con una guitarra lastimera, solo para que mi corazón sanara las heridas abiertas. Pero no fue suficiente porque eran demasiadas cicatrices sangrando a la vez y las puntadas de mi aguja no alcanzaron para cerrarlas. El tiempo pasa, lo sé en la inmovilidad por el ruido de mi reloj sincronizado con mi pulso. Todavía no hay cura. Me deshago en el sonido de un "adiós" que no me atrevo a soltar por miedo de no poder atraparlo. Sigue fluyendo la sangre, las lágrimas rencorosas, el silencio amargo. He perdido mis alas cual ángel caído desde un Cielo que dejé de desear en el momento en que lo alcancé. Hice las maletas por última vez, y no pienso deshacerlas hasta estar muy lejos de aquí. Cursum Perficio, fin del viaje. No creas que te odio. Yo nunca he odiado a nadie. Siempre te he amado a ti. Mañana ya no estaré, nuevo año, nueva vida. Tú abrirás los ojos, pero soy yo quien despertará de la pesadilla.

.........................................................
(Lo siguiente es innecesario de leer, así que les recomiendo que no lo hagan)

Si se lo preguntan, no estoy despechada ni estoy sufriendo una sobredosis de Luis Fonsi. Es más bien una idea que me vino mientras veía el vídeo de Song To Say Goodbye de Placebo, sin embargo no sé cómo diablos se coleó ahí un pedazo inspirado en Rayuela y otro en Todas las Familias Felices. Supongo que los escritores latinoamericanos me dejan un trauma literario y no logro superar sus libros hasta que leo cualquier otra cosa. Insisto: el idioma español es el mejor y más complejo para escribir. Prueba de ello es que el segundo libro más famoso y publicado después de la Biblia sea obra de Cervantes.

Pasando  a otro tema, ¿qué les pareció la nueva canción de Fergie con el legendario Slash? Yo al viejo guitarrista lo daba por muerto desde su aparición en un vídeo de Paulina Rubio, pero ahora se ha redimido -solo un poco- con esta canción. Vamos, no será lo mejor que haya tocado, pero me encanta la voz de Fergie junto con los riffs característicos de Slash y esos solos que me transportan a mis tiempos de escuchar muchísimo al dúo dinámico que eran este señor y el irritante pero talentoso Axl Rose. A muchos no parece gustarles esta canción, aunque yo opino que un artista no puede ser vedado de explorar otras facetas musicales, sean un error o no, ya sea la diva consentida de los Black Eyes Peas vuelta una rock star o Slash con su guitarra en canciones de princesitas pop rubias.

 De regalo del viejo rojo y capitalista recibí el CD de Cannibal de la banda Static-X, y tras escuchar algo así como ocho canciones tenía unas ganas horribles de matarme o matar a alguien. Por la Tigresa del Oriente, eso fue la experiencia musical más aterradora que he tenido, es incluso peor que el viaje de dos horas escuchando reggeaton o el de catorce escuchando salsa. Las letras parecen ser un canto que se escucharía en el Infierno de la Divina Commedia y las guitarras, pese a los sonidos electrónico y sintetizadores que me gustan de esta banda, eran como un un grito largo y monstruoso que se metía por tus venas e iba a parar a tu cerebro. Fue algo loco, tuve que recurrir a poner Without You I'm Nothing para calmarme, ya sé que esto parecerá una locura, pero creo que esa cosa tiene mensajes al revés XD Hoy termino de escuchar las cuatro canciones restantes, la siete parece una buena para dedicársela a las personas que critican sin conocer a alguien bien.  Si no aparezco por aquí en algún mes de este nuevo año, probablemente fue porque el disco abrió un portal al Inframundo y estoy jugando poker con el Diablo. Sí, soy así de masoquista.

 Para la fiesta del 31 quise ir a comprar a Zara, pero, como viene ocurriendo desde hace más o menos dos años, la ropa es horrible e inadecuada. Traen telas demasiado pesadas y calurosas como para el trópico, y después del desastre que fue esa moda de colores chillones estilo bailarina de Moulin Rouge ahora parece que hubieran agarrado la tela del sillón de mi abuela para crear unos vestidos de niña virginal de los años 50. Salí corriendo de allí, lo único pasable eran los tacones, pero algunos eran demasiado extraños, como unos hechos de madera que parecían unos zuecos o algo así.

 La buena noticia, es que después del desastre navideño las cosas parecen ir mejorando, así que me encuentro de muy buen humor, y dudo que sea una sobredosis de chocolate que me esté provocando un crecimiento acelerado de mis niveles de endorfina.

Besos de neón.

(Feliz Año Nuevo)