martes, 31 de agosto de 2010

Reina de la Noche



La Reina de la Noche.



Viste como en épocas pasadas, confinando sus pechos en ese ajustado, elegante y provocador corset. La falda oscura baila con el viento, aquella misma ráfaga juguetona que sueña con evadir la tela para encontrarse con sus gloriosas piernas. Sus ojos hipnóticos en ese rostro de porcelana asiática son fríos e indiferentes, piedras antiguas incrustados en una faz joven. Cuando sonríe con aquellos colmillos lo hace con sorna hacia tu deseo, no le dedica nunca una mirada a tus ojos ilusionados, hechizados bajo sus alas negras. Manzana del Edén, roja, prohibida, tentadora. Sus labios parecen llamarte con aquel pícaro reflejo en el perfecto carmín.No sabes que ella no es sólo la fruta, también es la serpiente que puede hacerte conocer el bien o el mal si te dedica un poco de su tiempo.Segundos que ella no está dispuesta a ceder, por supuesto. No te ama, ama su reflejo en tus pupilas dilatadas por el éxtasis y el deseo que te produce contemplarla. No te desea, quiere ser el objeto de tu deseo. Y ya lo ha logrado.


Adora jugar con tu mente y, de vez en cuando, con tu cuerpo. No le interesa para nada la adoración con que pasas sus manos por su larga cabellera dorada. Su voz dulce como la miel...no puedes dejar de escucharla,incluso al otro lado del mundo, te encuentras tarareando aquella canción que revolotea por doquier. Ves cómo fluyen las palabras a través de su boquita, se contonea sensualmente en un baile que te ha privado de aliento y hace que tu corazón lata de una manera alarmante.


¿Crees que canta para ti? ¿Quisieras? Ella le dedica su canto a dioses antiguos y sanguinarios que le concedieron sus gracias oscuras. Ella es una divinidad en su crueldad, una ángel caído por pecados inconfesables, indescifrable e inalcanzable cuando se da la vuelta y danza de nuevo, cantándole a esa oscuridad que le concederá la eternidad.

Ella es la
Reina de la Noche, y tú eres una estrella condenada a cruzar su cielo, como muchas otras, para luego estrellarse contra el suelo y extinguirse en su indomable vanidad. Esa diosa no ama otra cosa que ver su reflejo en el charco que formarán tus lágrimas. Sonríe mientras pueda, porque esa felicidad no durará para siempre.Se aburre. Fácilmente.

Observa bien esos colmillos.
Mientras te pide tu sangre, te robará el alma con ellos como ya lo hizo con tu corazón al permitir que ese beso haya ido más lejos.


 La foto es de Exo-Chika, cantante del grupo Aural Vampire que conocí gracias a Blackrabbit ^^ Aquí dejo la canción que inspiró la historia con subtítulos al español.


 Besos a todos.