lunes, 7 de junio de 2010

¿Quién soy como lectora?






¿Quién soy? La mejor definición posible, una lectora compulsiva.Y puede que hasta obsesiva: cuando tomo un libro soy incapaz de soltarle, y ¡pobre alma el que se atreva a quitármelo! 

El libro seguramente llegó a mí de las siguientes maneras:


A)Me lo compré porque...

1-La portada era interesante
2-Lo encontré por Internet y no pude dejar de pensar en él.
3-Me lo habían recomendado.
4-Lo vi en una librería y lo abracé amenazando a mi acompañante-si no llevo uno puedo quedarme horas en allí- de no soltarle si no lo compraba.

( Es poco efectiva pero doy fe de que funciona de vez en cuando)

B) Me lo regaló...

1-Una amiga que pensó que me gustaría.
2-Un amigo que pensó en lo que a él le gustaría.
3- Mi madre que vio que me moría por leerlo.
4- Mi padre que le pareció que yo debería leer cosas "más productivas y blablabla".
5- Mi hermana mayor, la única persona que conozco que me gana en ser "bookadict" o adicta a los libros, me lo regaló y seguramente miré  sus ojos con agradecimiento eterno.
6- Mi segunda hermana mayor, la cual vio que el libro tenía dibujitos y le recordaba a mí.
7- Mi tercera y última hermana mayor, que lo tomó de sus libros de cabecera y me lo dio para que lo disfrutara tanto como ella.
8-Mi sobrina, que vio que era lindo, tenía dibujos y se parecía a mí. Y sí, soy linda y tengo dibujitos, modestia a parte, perras celosas.

C) La biblioteca escolar porque...

1-Lo estaba buscando y voilá!
2- Acompañé a alguien y lo vi.
3-Amor a primera vista.
4-En un momento de aburrimiento fui a buscar algo que leer.

D) Y, en el peor de los casos...

1-Lectura escolar.
2-Promesa de leerlo (bajo amenaza).
3-Me obligaron (los libros de la Adolescencia y blablabla)
4-Lectura escolar habiendo leído el libro previamente y odiándolo con todo el alma , incluso si se me dificulta odiar un libro.

Cuando leo no existe nada a mi alrededor. Me envuelve como una especie de burbuja que me protege del ruido, de los intentos de sabotaje y, porqué no; del sueño que me producen algunas clases. Yo estoy en ese castillo en la Auvernia del siglo XVIII, en una campaña de guerra en la lejana Valaquia, en Estocolmo , en Narnia, en el País de las Maravillas, en Nunca Jamás. Soy el espectador y el protagonista a la vez. Me encuentro huyendo por una estrecha callejuela de los ecos, buscando mundos perdidos con una brújula dorada, en un internado sospechando que una de mis compañeras es el mismísimo demonio, burlándome de un fantasma junto con una familia de americanos y escribiéndole en códigos secretos a mi alma gemela.

     Rara vez no me gusta un libro, pero cuando sucede no me pongo a criticarlo sin más y busco puntos a favor y en contra. Lo mismo cuando es bueno: tiendo analizarlos después de disfrutarlos. Realmente no tengo libros favoritos, porque no sabría por cuál decidirme. Son todos tan únicos y especiales a la vez que resulta muy injusto un top cinco, un top 10, un top 100...

Alors, esta es mi visión de lo que para mí es leer. y ser una lectora compulsiva.