lunes, 7 de junio de 2010

El Abanico de Seda


Título original: Snow Flower and The Secret Fan.
Autora: Lisa See.
Idioma:Inglés

Cómo llegó a mí: En una de mis frecuentes visitas a la biblioteca escolar vi qué en la sección de "intercambia un libro por otro" estaba ese libro. Me llamó la atención y lo tomé para consolarme por haber perdido- de una manera que todavía sigo sin entender- mi ejemplar de The Secret Life Of Bees. Inmediatamente me sorprendió que ambas protagonistas se llamaran Lily y que también se centrara en el universo femenino. Todavía le debo un libro a la biblioteca por ese que tomé impulsivamente XD.

Quién soy: La laotong de otra chica que supo la historia por tradición oral.

En mis manos se encuentra el libro en su idioma original, inglés. Me encanta la portada con el diseño de flores en el abanico y , al abrirlo, se encuentra una sorpresa: el reverso del abanico, con, los caracteres del nu shu, escritura silábica utilizada por las mujeres de Hunan, provincia de China; para comunicarse en secreto entre ellas.



La historia se sitúa en la China del siglo XIX en la ya mencionada provincia. Lily y Snow Flower ( Lirio Blanco y Flor de Nieve, sus nombres en la edición en español), son laotong o "alma gemela", una relación basada en la compañía emocional y que dura por toda la vida. Ambas viven en diferentes pueblos por lo que su única manera de comunicarse es a través del los mensajes que se envían por medio del abanico y las ocasionales visitas de Snow Flower al humilde hogar de Lily.

El libro está dividido en las siguientes partes:

1.Daughter Days
2.Hair-Pinning Days
3.Rice-and-Salt Days

A lo largo de la historia están presentes una serie de mensajes, cartas, historias, canciones y poemas en nu shu. Éste libro habla del complejo mundo de las mujeres como hijas, como esposas y como madres, y se expresa en el siguiente pensamiento confuciano: "Como niña, obedece a tu padre; como esposa, obedece a tu esposo; como viuda, obedece a tu hijo". Siempre obedeciendo. Nunca exigiendo. En una sociedad patriarcal con tantas restricciones, la única manera de compartir sus penas, deseos, ambiciones e historias era a través de aquella lengua secreta inventada por ellas mismas. El nu shu, elegante y con líneas tan finas como patas de mosquitos, era una forma de abrir aquel mundo interior que debían callar por tradición, decoro, obediencia. Con unos dos mil doscientos caracteres, eran capaces de expresar lo que no les era permitido y, debido a la naturaleza fonética era fácil malinterpretar las palabras que salían de sus corazones.

Todo comienza con Lily con ya ochenta años de edad y sentada silenciosamente, dejando un testimonio escrito de su vida. Ella es ya una viuda y, en sus propias palabras, "alguien que no ha muerto todavía". Sus páginas serán quemadas por la esposa de su nieto, Peony, para que viajen al más allá y que puedan explicar a sus ancestros, a su esposo y a Snow Flower sus acciones. En su manos, al igual que en las mías, se encuentra el abanico en el que escribieron una historia juntas. Le recuerda momentos de gozo y de pena. Las lágrimas corren por sus ojos mientras lee cada carácter. De este modo, como introducción, comienza un fantástico viaje a una época donde los hombres mandan (al menos creían que así era) pero las mujeres son las verdaderas protagonistas como hijas, hermanas, madres, esposas y simplemente mujeres.